mundospropios

Virtual Poetry

Al partir con mis sueños

 

Al partir con mis sueños y su agrario equipaje
de raíces y polvo, tendré que despedirme
de las huellas dejadas y su sed de estaciones
ya que tal vez mi viaje no admite los retornos.

Me encontraré desnudo del calor de la tierra
y han de llenar mis huesos blancos mantos de frío
que serán, poco a poco, mi epitafio perfecto;
la primavera muerta beberá de mis dudas.

Y entre grandes ciudades andaré como un zombi
aplastando quimeras y viejas utopías;
mi horizonte perpetuo, pobre lienzo olvidado,
se quejará del verso que perdió sus colores.

El gran templo sagrado del jaguar majestuoso
seguirá vigilante a los ciclos celestes
y la ancestral plegaria su ruta hacia los cielos,
mientras de Chaak evoca su milagro de lluvia.

Campanario de verdes y florecidos campos,
ternura de semillas habitando los surcos,
prodigio de mazorcas en las bocas hambrientas,
cafetales bermejos que dormitan celajes.

Cuando llegue la cruda nostalgia con sus llantos
regaré los resecos campos de mi destierro,
y mi agrario equipaje de raíces y polvo
devolverán al sueño su color de estaciones.

Tus labios de vestigios han de besar mis ojos
mientras vamos tejiendo una nueva promesa;
tus ojos sin estigmas copiarán el prodigio
de la espiga que nace en medio del asfalto.

(Ricardo Gálvez)

 

8 Responses to “Al partir con mis sueños”

  1. karen herrera (@KarinYeher)

    muy bonito..claro que entre esos versos se esconde un mensaje de las pequeñas vivencias de un pasado que se despide para dar paso a un evento majestuoso que enriquece su espiritu– o asi yo lo veo .. que gran poema

    Responder
  2. Ángelus de Marie Bécquer.

    El equipaje de tus sueños no busca precisamente la felicidad, ¿Otro viaje sin retorno? simbólicamente vuelves a tiempos atrás Ricardo; bonitas metáforas. “Volver a la cruda nostalgia” pero si acabas de partir, ah¡, lo olvidaba, con el sueño; A seguir soñando… Saludos amigo.

    Responder
  3. Rodolfo Jardón

    Este poema no pide excusas para mostrar la total desnudez de la existencia humana, eterna exiliada de un país no sabe si existe. Existencia que, sin embargo, a puro impulso de voluntad vital, se empecina en creer y crear un futuro.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: