Cortometraje. Un grupo de cineastas contratados por un canal de televisión alemán producen una película que trata el tema de la miseria latinomericana. La película utiliza un tratamiento sarcástico para criticar la forma como los documentalistas se acercan a la realidad de una forma antiética, pasándo por encima de todos los principios de la investigación sociológica, para hacer una mercantilización de la pobreza latinoamericana.

Agarrando Pueblo from Cinépata on Vimeo.

Dirigida por Carlos Mayolo y Luis Ospina.
Con Luis Alfonso Londoño, Carlos Mayolo, Eduardo Carvajal y Ramiro Arbeláez
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/3.0/

 

 

“Agarrando Pueblo: el doble discurso del documental latinoamericano”

Ana María López C.

Resumen
El presente artículo realiza un análisis de Agarrando pueblo (1978), de los directores colombianos Luis Ospina y Carlos Mayolo. La obra pone en entre dicho la representación de la realidad latinoamericana y de la identidad que se pretende construir a través de la misma. A partir de postulados teóricos de los Estudios Culturales, el análisis muestra su vigencia y la capacidad de sus creadores para ver de manera crítica la producción documental de la época. De igual manera, propone destacar su importancia por su valor estético y narrativo, y por tratarse de una obra pionera en su género.

Palabras clave: Documental, América Latina, falso documental, cine colombiano.

Introducción
El presente texto analiza el documental Agarrando pueblo (1978), de los directores colombianos Luis Ospina y Carlos Mayolo. Esta pieza presenta un interés particular dada la crítica que hace a las condiciones de producción y a los discursos que sobre el cine documental se dieron en América Latina en la década del setenta, y que constituyen el marco en el que esta producción cinematográfica puede ser estudiada. Como parte del análisis se incluirá una descripción de las circunstancias históricas que rodearon su producción, así como las decisiones estilísticas de los directores y su significación. Comprender el documental como producción cultural implica entender que sus discursos tienen matices orientados a la búsqueda de una expresión propia y de la constitución de un cine independiente. Incluso esta postura significa estar de acuerdo en que el cine no es una copia de la realidad, ni una mimesis de la misma, ni siquiera en el documental más comprometido con la denuncia social y mucho menos en las ficciones por más realistas que éstas sean. Finalmente, haremos una reflexión sobre los aportes del documental latinoamericano en la construcción de una expresión cinematográfica que intenta vencer el colonialismo cultural.   Read more